Profesionales sanitarios en el hospital.

Publicidad

Coronavirus

La familia de una mujer fallecida por coronavirus reclama 127.800 euros por "negligencia y confusión en las pruebas"

Los familiares de la mujer fallecida a causa de neumonía por coronavirus han presentado una reclamación donde piden tal cantidad de dinero por errores y confusión en las pruebas.

Los familiares de una mujer de 73 años fallecida por neumonía bilateral causada por coronavirus el pasado mes de marzo en Málaga han presentado una reclamación previa, en la que solicitan una indemnización de 127.800 euros, por responsabilidad patrimonial al sostener que existieron supuestos errores y confusión en las pruebas de coronavirus con otros pacientes.

Los hijos de la víctima fueron quienes decidieron interponer la reclamación, presentada por el abogado Francisco Damián Vázquez, dirigida contra el Servicio Andaluz de Salud, por "un evidente mal funcionamiento de la administración pública sanitaria" y por la "carencia de un adecuado tratamiento".

Según la información reflejada en la correspondiente reclamación y en la denuncia interpuesta en un juzgado de instrucción, los hechos comenzaron cuando la mujer empezó a tener fiebre y sufrió una caída en su vivienda. Con el paso de los días y pese a la administración de diferentes medicamentos, la mujer no mejoraba, motivo por el que acudió a una nueva consulta sanitaria en la que sus familiares solicitaron que le realizaran las pruebas pertinentes de coronavirus temiendo que pusiese haber contraído la enfermedad.

Sin embargo, los profesionales sanitarios que atendieron a la mujer no lo consideraron pertinente y únicamente fue trasladada hasta el hospital de Málaga capital para la realización de una radiografía, que lamentablemente "salió defectuosa" como hicieron saber a la familia. Ante los acontecimientos y sin conocer el resultado de la radiografía que no llegó a repetirse, actuación que los reclamantes determinan “improcedente", la mujer recibió el alta.

En la reclamación señalan además que al no mostrar signos de mejoraría, optaron por acudir también al médico de cabecera quien les indicó que volviesen a contactar con los números habilitados en el territorio. Pero ante el estado de salud de la mujer, finalmente llamaron a una ambulancia, a través del botón de asistencia a domicilio, por la que se presentaron en la vivienda tres sanitarios equipados para el protocolo de coronavirus que "determinaron dejarla en casa y no trasladarla”. No obstante, la víctima continúo padeciendo fiebre y tuvo que ser trasladada de nuevo al hospital a una sala de aislamiento donde acabaron por realizarle la prueba, a la que en primera instancia, comunicarían a la familia que había dado “positivo”.

Pero posteriormente les avisarían de que se "habían confundido los resultados de la prueba de su madre con los de otro paciente, y que tras repetirla había dado negativo". Lo que refleja, según los datos plasmados en la reclamación, que "la propia administración reconoce el error o confusión".

Con la nueva rectificación, la mujer pasa a tener "contacto con otras personas y pacientes” en la planta de no infecciosos a la que fue traslada. La preocupación de sus familiares para conocer su estado tras las diferentes noticias fue reflejada en las “muchas llamadas” que realizaron para pedir información al respecto, en las que finalmente les comunicaron “que seguía con neumonía y que parecía ser coronavirus, pero no lo tenían confirmado”.

Tras más de 10 días desde que la mujer comunicara los síntomas, acabaría por fallecer el día 18 del mismo mes "a causa de una neumonía provocada por Covid-19", señala la familia que fue avisada por teléfono desde el centro hospitalario.

Hechos que han llevado a sus hijos a presentar la reclamación donde detallan todo lo ocurrido y mantienen que se produjo un “negligente proceder, ya fuera por falta de coordinación, o falta de medios, errores en la trazabilidad y confusión de las pruebas entre pacientes", lo que además ha provocado un "daño moral desproporcionado por la incertidumbre, afectación emocional y pérdida de la vida de su familiar, todo ocasionado por un error en las pruebas de coronavirus realizadas en medio hospitalario”.

Publicidad