Publicidad

Coronavirus

Los adolescentes y jóvenes son los más afectados por la 'fatiga pandémica'

El coronavirus y las restricciones, especialmente las referidas a las relaciones sociales, han provocado la conocida como fatiga pandémica que afecta en su gran mayoría a jóvenes.

La llegada de la pandemia mundial del coronavirus provocó en las personas un cambio en todos sus hábitos, lo que en muchos de los casos ha pasado factura con la denominada fatiga pandémica.

Un estudio sobre dicho efecto ha concluido en que los más afectados son los jóvenes. El agotamiento por las medidas adoptadas para tratar de combatir a la enfermedad y el estrés generado por la situación ha estado mayormente presente en los adolescentes.

Un 47% se ha sentido triste y un 70% asegura haber sufrido insomnio. Entre las actividades que más han costado cambiar a todos los españoles se encuentran las restricciones en las relaciones sociales.

¿Qué es lo que más echan de menos los adolescentes?

Son muchos los jóvenes que pensaban en el futuro y esperaban a tener la edad para poder hacer planes de adolescentes cómo ir a la discoteca o montar una gran fiesta por sus 18 años.

Sin embargo, el coronavirus y las restricciones han dejado en pausa todos esos proyectos. "Cuando estaba en primaria yo pensaba en cuando tuviera 16 años y decía voy a salir con mis amigos, iré de fiesta... y justo el año que digo voy a hacer todo eso me viene una pandemia y me pregunto: ¿yo cuándo voy a hacer eso? yo no voy a poder tener 16 años otra vez", exponía una joven.

Asimismo, un compañero aseguraba que lo que más ha echado de menos es poder "estar con los amigos, darles un abrazo o jugar juntos a distintos deportes".

¿Qué es lo que más les preocupa a los jóvenes?

Algunos jóvenes que atraviesan la adolescencia aseguran que su preocupación y lo que más les ha afectado desde el inicio de la pandemia es "ver a mi familia con miedo y estresados", manifestaba un alumno de ESO.

Respecto a relaciones amorosasrelaciones amorosas la gran mayoría sostienen que en este momento no están preparados y por tanto, mantienen sus corazones cerrados al amor "para que no me auto destruya mentalmente", afirmaba un joven.

Publicidad