Publicidad

Hostelería

El cementerio simbólico de la hostelería en Toledo: 100 esquelas de bares y restaurantes que no han abierto

En Castilla-La Mancha la hostelería está abierta desde hace una semana, pero tienen que cerrar a las 8 de la tarde. Los hosteleros han protestado de esta forma contra las restricciones.

En Castilla-La Mancha aseguran que sus negocios de hostelería están muriendo. Y lo han escenificado con sus propias esquelas. En Toledo han querido representar el cementerio de los hosteleros con barriles y carteles.

Un cementerio de hosteleros

Decenas de empresarios de hostelería han instalado 100 barriles con las esquelas de los locales, bares y restaurantes, que no han podido abrir por la pandemia del coronavirus y que podrían llegar a desaparecer si no llegan las ayudas de las administraciones.

Los hosteleros han querido escenificar con este acto el abandono que dicen que sufren por parte de las administraciones. Bares y restaurantes quieren esas ayudas ya porque dicen que se están arruinando por el coronavirus.

Hostelería en Castilla y León

Francisco Igea, vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, se ha mostrado hoy comprensivo con las críticas de los hosteleros que pueden recibir él y el presidente, Alfonso Fernández Mañueco, pero ha afirmado que "no hay caso a pedir disculpas", porque las medidas adoptadas tienen la finalidad de "salvar vidas".

Preguntado en la rueda de prensa por la decisión simbólica de los hosteleros de Segovia y Palencia de declararles personas non gratas, Francisco Igea ha asegurado que "es lo que nos toca, no estamos aquí para ser agradables o simpáticos, no me he presentado al concurso de Míster España".

Publicidad