El abogado de la defensa, Agustín Martínez, que llegaba al Supremo "con la tensión lógica de que pronto termine este asunto", dice que expondrá sus argumentos y "espera que la resolución sea ajustada a derecho". Y no quiere que se relacione este caso con otros recientes en los que se ha llegado a conclusiones más duras: "Cada hecho es diferente y otros casos no tienen relación con estos hechos". Sigue echando la culpa de cómo se ha llevado el caso a la "presión mediática que ha podido influir en la decisión de los tribunales, el Tribunal Supremo está más aislado de la presión mediática".

La defensa reclama la absolución de los cinco acusados basándose en los argumentos del voto particular en la primera sentencia del magistrado Ricardo González, que sostenía que no cometieron ningún delito sexual, según Agustín Martínez, abogado de José Ángel Prenda Martínez, Ángel Boza Florido, Jesús Escudero Domínguez, el guardia civil Antonio Manuel Guerrero Escudero. El voto particular de González, que vio en la víctima "excitación sexual" y que mantiene que "la ausencia de violencia, fuerza o coacción es absoluta" por parte de los acusados, atribuye a la sentencia condenatoria de sus compañeros de tribunal "algún lejano eco con reminiscencias" de lo que él considera una "rechazable forma de encarar" el enjuiciamiento de un delito sexual basándose en la credibilidad del testimonio de la víctima.

Cinco magistrados del Tribunal Supremo escuchan en vista pública la exposición de los recursos de casación presentados contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) que confirmó en noviembre de 2018 condenas de 9 años de prisión para los miembros de 'La Manada' por delito de abuso sexual con prevalimiento en los Sanfermines de Pamplona de 2016. Los cinco condenados se encuentran en libertad en espera de la resolución que dicte el alto tribunal.

Han presentado recurso todas las partes y tanto la Fiscalía y la acusación particular que representa a la víctima, como las acusaciones populares -en representación del Gobierno de Navarra y del Ayuntamiento de Pamplona- solicitan que se condene por agresión sexual en vez de por abuso, lo que supondría una notable elevación de la pena. La defensa de José Angel Prenda, Antonio Manuel Guerrero, Jesús Escudero, Angel Pozas y Alfonso Jesús Cabezuelo argumentará a favor de su libre absolución.

El tribunal que examinará el caso estará presidido por el magistrado Andrés Martínez Arrieta, que formó parte del tribunal que concluyó el pasado miércoles el juicio por el 'procés' independentista en Cataluña, al igual que la magistrada Ana Ferrer. Completan la Sala Francisco Monterde, Ana Ferrer, Vicente Magro y Susana Polo, ésta última como ponente.

Tras escuchar todos los argumentos, este tribunal tendrá que reunirse a deliberar y redactar la sentencia definitiva sobre el caso, cuyas primeras resoluciones provocaron una notable indignación en ámbitos feministas y de lucha contra la violencia de género, dando pie a numerosas manifestaciones de protesta en las calles.