EXCLUSIVA caso julen

EXCLUSIVA caso julen

Todas las declaraciones por la muerte de Julen: el pocero asegura que tapó el pozo y el dueño de la finca lo niega

Hay contradicciones entre lo que dice el pocero y lo que declara el dueño de la finca. El primero dice que dejó el pozo tapado con una piedra de 15 kilos y el tío de Julen dice que el agujero no estaba sellado.

antena3noticias.com | Madrid | 30/01/2019

El Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga ya tiene primeros informes redactados por la Guardia Civil sobre la caída del pequeño Julen, las características del pozo al que cayó y los trabajos que se estaban realizando en la finca.

El dueño de la parcela contó a las autoridades que colocó dos bloques de hormigón sobre el agujero. También, el padre de Julen también confirmó que el pozo estaba tapado por dos "cantillos", que es como él se refirió a los bloques.

"Llegamos a la parcela a las 13.00 horas, yo le dijo a los demás que me iba a encargar de hacer todo, el fuego, la comida y ellos sólo tenían que estar pendientes de los niños. Pasados 35 o 40 minutos, cuando estaba preparando la comida, escuché a José Roselló (padre del pequeño) decir en voz alta 'Julen' y vi a mi mujer coger a mi hija y tirarse al suelo; a continuación, fueron al punto donde desapareció Julen", relata.

Ha declarado a la Guardia Civil su mujer y el padre del pequeño "dijeron que habían visto caer a Julen por el agujero". "Cuando me asomé, vi cómo dos bloques de hormigón de construcción que tapaban el agujero del pozo se habían desplazado y se veía la apertura del mismo, pero no vi ni escuché al niño", señala.

Sin embargo, el pocero ha negado esta versión y asegura que él colocó una piedra de 15 kilos para tapar el agujero, "quedando como responsable de dicho pozo el propietario". Una declaración que niega el dueño de la fina, que asegura que "el pocero se llevó la maquinaria y dejó el pozo sin tapar". "No pedí licencia para el pozo, le encargué la obra a Antonio pensando que era un especialista, no sé qué documentación se necesita, ya que es algo que nunca he hecho", asegura.

En su declaración a la Guardia Civil, el pocero ha indicado que "la obra consistía en hacer unas perforaciones con una máquina de rotopercusión con martillo y aire a presión, con un diámetro de 22 centímetro. Hice una primera perforación el día 17 de diciembre de 150 metros, en la cual no salió agua, y al día siguiente hice otra de 110 metros".

"David me dijo que tenía la documentación para hacer el pozo; no me la enseñó, pero me confié porque en la parcela ya había otro pozo hecho", ha reconocido ante las autoridades.

Cuando el pocero acudió a la parcela, después de la caída de Julen, vio que "la zanja no estaba hecha y la tierra que rodeaba el pozo la habían quitado y amontonado a unos 5 o 6 metros".

El maquinista de la excavadora cuenta a la Guardia Civil su sospecha de que se pudo haber destapado el pozo

El maquinista de la excavadora, 'bulldozer', ha contado a la Guardia Civil su sospecha de que se pudo haber destapado el pozo. "David (dueño de la finca) me pidió el favor, por amistad, de que le abriera la zanja para hacer los cimientos de un muro en su parcela", unas obras pensadas para construir una casa.

"En un punto de la parcela había una montonera de arena de color gris con una especie de cráter en el centro, donde había un agujero descubierto de un pozo; la montonera la desplacé con la pala a unos cuatro metros del pozo, en la misma parcela, ya que David me dijo que la quería para hacer cemento. Tras quitar la arena, se veía el agujero del pozo a ras del terreno", relata.

"Al irme, vi cómo David puso con el pie unas piedras que había en la zanja sobre el agujero".

Otro punto de vista sobre lo que le pasó a Julen: el de la prima del padre

"Estaba con mi hija, a unos dos metros y medio de Julen, cuando de repente desapareció. Corrí a mirar, vi el agujero del pozo y escuché el sonido de la caída del niño", ha relatado ante la Guardia Civil.

La dolorosa declaración de la madre de Julen ante la Guardia Civil

Vicky declaró ante la Guardia Civil: "Escuché chillar a todos y cómo se dirigían al agujero del pozo. Al asomarme a la boca del pozo escuché a mi hijo llorar y vi cómo mi pareja quitaba de los bordes piedras y arena para que no cayeran dentro. Dejé de escucharlo llorar y empecé a gritar desesperada".

Así fue la declaración de José Roselló sobre Julen, su hijo

El padre ha insistido que vio cómo Julen corría por la zanja hacia la esquina donde estaba el pozo. José Roselló reconoce que "sabía que el pozo estaba allí, el dueño de la finca me lo había dicho", pero asegura que le dijo que "estaba tapado por dos 'cantillos'".

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.