Drogas

Detergente, tiza, pesticida o talco, así son los compuestos que se usan para la cocaína adulterada

La cocaína que se vende en la calle, en ocasiones, está compuesta por otros elementos, también perjudiciales como tiza, pesticida o detergente. Además, el consumo de esta sustancia de forma recreativa es ilegal y puede provocar la muerte.

Los efectos de la droga

Agencias Los efectos de la droga

Publicidad

Cuando se consume cocaína también se consumen otros productos perjudiciales para la salud. En un tuit, la Guardia Civil alertaba de la composición real de una raya de coca: entre un 60% y un 92% era talco, tiza, borax, pesticida, entre otros compuestos.

Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIH), la cocaína es una droga "estimulante y adictiva" que se elaborar a partir de las hojas de de la planta de coca de América del Sur. Su consumo es ilegal, aunque se utiliza en tratamientos médicos.

Los vendedores callejeros mezclan la coca con otras sustancias como talco o harina o incluso con otras drogas como la anfetamina o con opioides sintéticos. NIDA advierte de que la mayoría de muertes por sobredosis podrían estar causadas por la alteración de esta droga.

Compuestos de la cocaína

La Guardia Civil advierte de que la cocaína también puede estar compuesta por alguno de estos elementos:

  • Fenacetina: Un analgésico que fue retirado del mercado europeo.
  • Efedrina
  • Ciclofalina: sustancia nootrópica, utilizada para tratar trastornos de la atención y memoria.
  • Anfetamina: Estimulante del sistema nervioso central.
  • Lidocaína: Anestésico local.
  • Procaína: Anestésico local.
  • Talco: Mineral
  • Dextrosa: Edulcorante
  • Tiza: Piedra
  • Sosa cáusica: Químico.
  • Quinina: alcaloide
  • Borax: Detergente
  • Estricnica: pesticida.

Efectos de la cocaína

La cocaína es perjudicial para la salud y en ocasiones puede provocar la muerte de la persona que consume. Aumenta los niveles de dopamina del cerebro y evita el reciclamiento de éste. Estos son los efectos a corto y largo plazo de consumir drogas, según el Instituto Nacional de Abuso de Drogas.

A corto plazo

  • Situaciones de felicidad extrema.
  • Hipersensibilidad a la luz, el sonido y el tacto
  • Irritabilidad
  • Trastorno delirante o paranoia.

A largo plazo

  • Por inhalar: pérdida del olfato, hemorragias nasales y problemas para tragar.
  • Por fumar: tos, asma, dificultad para respirar y mayor riesgo de neumonía.
  • Por la boca: Deterioro del intestino.
  • Por sangre, inyectada: Riesgo de contraer el VIH, hepatitis C, infecciones de la piel o colapso de las venas.

Publicidad