Dispositivo policial en la Estación de tren de Gante

Publicidad

SEGÚN LAS AUTORIDADES

El detenido por intentar atacar a varias personas con un cuchillo en Gante es un refugiado afgano con "problemas mentales"

El individuo, que fue reducido por disparos de la Policía en la estación de tren de Gante, es un refugiado afgano de 28 años que ya ha sido identificado. Por el momento "no se pueden establecer vínculos con motivos terroristas" y no está "fichado como radicalizado".

EuropaPress | Madrid
| 24.01.2018 09:31

El sospechoso que fue reducido por disparos de la Policía la pasada noche en la estación de tren principal de Gante (Bélgica), cuando presuntamente intentó atacar con un cuchillo a varios agentes, es un refugiado afgano con "problemas mentales" y sin signos de radicalización, según han informado las autoridades.

El individuo es un refugiado afgano de 28 años, que ha sido identificado, y que sufre "problemas mentales", según han informado fuentes de la Fiscalía citadas por la cadena pública RTBF.

Las mismas fuentes han señalado que el sospechoso se encuentra ingresado en estado grave, pero que su vida no corre peligro. Además fueron detenidas otras dos personas que le acompañaban.

El incidente se produjo en la estación de Saint-Pierre de Gante a primera hora de la noche, cuando el sospechoso entró en la terminal gritando y con un cuchillo en la mano. Agentes de la Policía ferroviaria le instaron a soltar el arma y, al no obedecer, abrieron fuego contra él hiriéndole en las piernas. "No se pueden establecer vínculos con motivos terroristas. Se sabe que es un refugiado identificado, de nacionalidad afgano y que no está fichado como radicalizado", ha apuntado, por su parte, el ministro de Interior, Jan Jambon, en declaraciones también a RTBF.

Tras lo ocurrido se han abierto dos investigaciones, una para esclarecer los hechos y otra para examinar la reacción de los agentes de la Policía que le redujeron. El incidente creó la alarma en Bélgica un día después de que el Gobierno anunciara que se rebajaba la alerta terrorista del nivel 3 al 2 (sobre una escala de 4), tras más de dos años bajo riesgo "grave" de atentado y militares desplegados en las calles para reforzar la seguridad.

Publicidad