LA CIFRA DE ATEOS AUMENTA CADA AÑO

LA CIFRA DE ATEOS AUMENTA CADA AÑO

Una de cada cuatro personas en España se declara no adscrita a ninguna religión

La cifra de personas no creyentes ha alcanzado en 2016 el 25,8% de los españoles. Casi la mitad de las personas de entre 18 y 34 años afirman ser ateos, mientras que esta cifra es sólo del 8,3% entre las personas mayores de 65 años.

Una alumna escribe en la pizarra de una clase en la que cuelga un crucifijo
Una alumna escribe en la pizarra de una clase en la que cuelga un crucifijo | EFE

Una de cada cuatro personas en España se declara no adscrita a ninguna religión, es decir, es no creyente o atea, una cifra que aumenta cada año y que ha alcanzado en 2016 al 25,8% de los españoles, cuando en 1980 sólo eran un 8,5% los que se declaraban no creyentes.

Según el informe anual de laicidad de la Fundación Ferrer y Guardia, actualmente la edad condiciona la definición hacia la opción de conciencia de las personas, ya que casi la mitad de las personas de entre 18 y 34 años afirman ser no creyentes o ateos, mientras que esta cifra es sólo del 8,3% entre las personas mayores de 65 años.

El informe destaca que Cataluña, País Vasco y las Islas Baleares son las comunidades autónomas que presentan un mayor número de personas que se adscriben a opciones de conciencia no religiosas, mientras que Murcia, Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura es donde esta proporción es menor.

En Cataluña, el 52% de las personas manifiestan que son creyentes y siempre lo han sido, mientras que un 29,7% nunca ha sido creyente. Un 13,7% afirma que ahora no es creyente, pero que lo había sido, y un 2% se considera una persona religiosa, pero antes no lo había sido.

Según el informe de la fundación laicista, con el paso de los años, la importancia que las personas encuestadas otorgan a la religión ha disminuido progresivamente. En el año 2002 la religión era valorada con un 5,34 (en una escala de 0 a 10, donde 0 es muy poco importante y 10 muy importante), una cifra que disminuyó hasta el 4,15 en 2015.

A pesar de esta tendencia, el informe reconoce un ligero repunte entre 2014 y 2015. Por el contrario, el informe señala que la política ha ido consolidando su importancia entre el 2013 y el 2015, superando por primera vez a la religión.

En cuanto a la asignación tributaria a la Iglesia católica, el informe observa que durante 2012 (último año del que dispone de datos), más de 226 millones de euros fueron destinados a la Iglesia, mientras que más de 280 millones se destinaron a otros fines, con lo que la evolución entre 2007 y 2012 revela que los fondos destinados a otros fines se han incrementado.

Los recursos destinados a la Iglesia, sin embargo, evolucionan de forma más irregular, ya que entre 2007 y 2008 hubo un incremento de su asignación, pero luego se produjo una baja sostenida hasta 2012, momento en el que vuelve a incrementarse. En el periodo 2007-2012 se ha producido un ligero descenso de las asignaciones tributarias a la Iglesia católica, pues si en 2007 eran del 21,7%, esta cifra descendió hasta el 19,3% en 2012.

EFE | Madrid | 28/12/2016

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.