Publicidad

Golondrinas

El arma secreta para acabar con los insectos en Mijas, las golondrinas

Golondrinas como ésa que acabamos de ver se han convertido en el mejor insecticida en Mijas, Málaga. Allí algunos vecinos cuidan sus nidos para que estos pájaros les liberen de los insectos. La iniciativa ha llegado al Ayuntamiento, que está dando premios a quien anide a más golondrinas.

Los nidos de golondrinas ensucian mucho pero para parece que el beneficio para los vecinos de Mijas es mayor. Estos pequeños pájaros acaban con los insectos durante esta época del año y los habitantes de esta localidad malagueña se lo agradecen. "Ensucian mucho pero el beneficio es superior a la suciedad que me pueden dejar" asegura una vecina.

Proteger los nidos

Las golondrinas se han convertido en el mejor insecticida de Mijas, en Málaga. Allí algunos vecinos están cuidando sus nidos para que esos pájaros les liberen de los insectos. La iniciativa ha llegado hasta el Ayuntamiento que atención, está dando premios a quien cuide mejor a las golondrinas.

"Fijaos donde ha anidado la golondrina. Ha elegido la imagen del Cautivo" dice esta vecina de Mijas. Las plegarias de Natividad han sido escuchadas y atendidas por qué los mosquitos no la dejaban descansar hasta que llegaron ellas. "En verano nos sentamos aquí fuera y la verdad, que no extrañamos que no haya apenas mosquitos" asegura Natividad.

Y es que son el mejor insecticida natural y el más voraz. "Al día pueden llegar a ingerir 2000 mosquitos y la media anual está en 55 kilos por cada golondrina" explica Arancha López, concejal del Ayuntamiento de Mijas.

"Cada cinco minutos vienen con el pico lleno de insectos". Isabel además de cuidar del nido aleja a sus depredadores. "Este tipo de mallas son las que ponemos para que no entren los gatos y se puedan comer las golondrinas".

Aunque los principales enemigos son los propios humanos. "Mucha gente quitan los nidos porque ensucia mucho" explica la concejal del Ayuntamiento. En Mijas tienen un censo de las aves y premian a los vecinos que cuidan de ellas. Cada año vuelven a poner sus huevos, son migratorias. Se irán después del verano pero siempre vuelven en primavera donde son bien recibidas.

Publicidad