Cáncer

¿Por qué se cae el pelo en los pacientes cuando se aplica quimioterapia?

Una de las consecuencias más temidas tras la aplicación de la quimioterapia es la caída del cabello. No obstante, el pelo tiende a recuperarse tras terminar totalmente el tratamiento.

La quimioterapia es el uso de fármacos para destruir las células cancerosas

La quimioterapia es el uso de fármacos para destruir las células cancerosas EFE

Publicidad

Lo normal es que los efectos secundarios de la quimioterapia contra el cáncer influyan de forma negativa en la calidad de vida de los pacientes. Una de las consecuencias más temidas, tras la aplicación de la quimioterapia, es la caída del cabello.

Infosalud ha podido entrevistar al doctor Pedro Rodríguez, dermatólogo de Ruber Internacional Centro Médico Masó y de la Clínica Dermatológica Internacional, ambos en Madrid. El doctor reconoce que, en líneas generales, muchas terapias contra el cáncer pueden afectar a la piel y al pelo, aunque lo hacen de manera diferente según su mecanismo de acción.

"Las que fundamentalmente lo hacen son los fármacos de quimioterapia clásica. ¿Por qué? La quimioterapia, en ocasiones, utiliza fármacos que atacan al ciclo celular, es decir, a las células que se están replicando, como las del tumor que tratamos. Pero también tenemos de manera natural células que tienen un ciclo celular muy activo y se replican continuamente, como las de la matriz del folículo piloso, que hace que nuestro pelo crezca", señala este especialista.

A su vez, desde la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) destacan que los fármacos quimioterápicos actúan sobre las células cancerígenas, que derivan de células sanas, y con las que comparten procesos metabólicos y funcionales. "De ahí que, cualquier fármaco que actúe sobre ellas, también lo hará sobre las demás células del organismo. (...) Las células más afectadas por el efecto citotóxico de la quimioterapia son aquellas que comparten características con las células tumorales, especialmente la multiplicación celular a gran velocidad, como son las de los folículos pilosos, de la médula ósea, el tubo digestivo y el sistema reproductor", resalta.

Así, el doctor Rodríguez señala que no solo se pierde el pelo de la cabeza, sino también, y en muchas ocasiones, el de las cejas, el de los brazos, o el de las piernas. "El pelo tiene 3 ciclos: 'anágeno' o crecimiento, 'catágeno' o reposo, y el 'telógeno' o caída. El 80% de nuestro pelo está en anágeno y eso hace que paulatinamente crezca. Estar en anágeno implica que las células de la matriz del folículo piloso se están replicando para producir nuevo pelo. Si la quimioterapia ataca a esas células, estas se destruyen y el pelo cae súbitamente", explica el especialista de Ruber Internacional Centro Médico Masó.

Gorros especiales para la caída de cabello

Llegados a este punto, el doctor Rodríguez recuerda que existen unos gorros especiales que producen enfriamiento capilar y reducir mucho este tipo de alopecia: "El enfriamiento del cuero cabelludo con un gorro conectado a una máquina que controla electrónicamente la temperatura ha demostrado su eficacia en muchos casos para evitar o reducir la caída del cabello durante el tratamiento de quimioterapia".

El pelo tarda en recuperarse de 3 a 9 meses

Una de las preocupaciones de los pacientes al terminar los tratamientos oncológicos es si recuperaran el pelo perdido. En este sentido, el doctor señala que el pelo tiende a recuperarse, tras terminar totalmente la quimioterapia, y dependiendo de la longitud original unos 3-9 meses. "En ocasiones por desgracia, el pelo no vuelve a su estado original. Puede cambiar en su textura o forma, ya que las células que han quedado pueden haber quedado dañadas", admite el especialista. Recientemente se ha desarrollado un análisis de sangre que permite detectar hasta 50 tipos de cáncer.

Publicidad