Día Mundial del Trastorno Bipolar

Día Mundial del Trastorno Bipolar: cómo se vive con este problema de salud mental

El 30 de marzo es la fecha seleccionada para celebrar cada año el Día Mundial del Trastorno Bipolar. Aquí te contamos porqué se escogió esta fecha y la importancia de su conocimiento en la sociedad.

Un joven con problemas mentales

Un joven con problemas mentales Istock

Publicidad

El trastorno bipolar es una enfermedad poco conocida socialmente y, por lo tanto, muy estigmatizada. Es común llamar bipolar a las personas que sufren trastorno bipolar y esto es un error, ya que lo único que se consigue es etiquetar y condicionar negativamente a quien lo padece. Cabe recordar que, según datos de la Organización Mundial de la Salud, este trastorno afecta a entre el 2% y el 4% de la población en algún momento de la vida. Esto supone la sexta causa de discapacidad en el mundo.

Para romper con estigmas es necesario conocer realmente qué es el trastorno bipolar y que acarrea el padecerlo. El trastorno bipolar, antiguamente conocido como enfermedad maníaco-depresiva, es una enfermedad mental grave, que afecta los mecanismos de regulación del estado del ánimo en el cerebro.

Su origen apunta que se trata de una patología asociada tanto a factores ambientales como a genéticos y a la interacción de los unos con los otros. El tratamiento para este trastorno incluye el uso de farmacoterapia en combinación con tratamientos psicoterapéuticos e intervenciones familiares y sociales. Un aspecto importante a tener en cuenta es que el medio social y laboral tenga las herramientas necesarias para saber tratar esta patología. Con un tratamiento adecuado, los pacientes con trastorno bipolar pueden llevar una vida completamente normal.

Los síntomas de quienes presentan un trastorno bipolar son cambios de ánimo poco comunes, con cierta persistencia y duración, pudiendo acentuarse; episodios de profunda tristeza, apatía e infelicidad, denominados episodios depresivos que se alternan con otros episodios muy distintos en los que destaca la exaltación del estado de ánimo, euforia, irritabilidad e incluso delirio. A estos últimos se les llama episodios maníacos o hipomaníacos, según su intensidad y duración.

¿Por qué se conmemora el 30 de marzo?

El Día Mundial del Trastorno Bipolar se conmemora el 30 de marzo coincidiendo con el nacimiento del pintor holandés Vicent Van Gogh, uno de los artistas más influyentes del mundo quien también habría convivido con esta enfermedad.

Pero el pintor no es el único personaje importante de nuestra historia que sufriría este trastorno, Abraham Lincoln o Edgar Allan Poe, el escritor de relatos de terror, también lo padecían. Otros rostros muy conocidos como el rapero Kanye West y las cantantes Britney Spears o Sinead O’Connor han declarado públicamente su trastorno. En el mundo del cine también nos encontramos con actores como Jim Carrey, Jean-Claude Van Damm o Catherine Zeta Jones que lo sufren. Ellos, al contar su situación personal, ayudan a normalizar esta enfermedad. Y es que los datos son claros, a partir de un millar de encuestas a ciudadanos de entre 18 y 72 años, se declara que el 97% de los españoles reconoce el estigma social de los trastornos mentales. Aquí reside la importancia de celebrar el Día Mundial del Trastorno Bipolar, porque aún nos queda mucho camino por recorrer y mucho que aprender.

Publicidad