Guerra ruso-ucraniana

Rusia innova en sus tácticas de guerra y porta un lanzacohetes en un perro robot que se puede comprar en Aliexpress

En plena guerra con Ucrania, Rusia apuesta por innovar en sus técnicas de camuflaje y porta un lanzacohetes en un perro robot, para intentar portar sus armas sin ser vistos.

Imagen de un perro robot.

Imagen de un perro robot. Pixabay

Publicidad

Mientras la era tecnológica continúa evolucionando, hay países que aprovechan dicha circunstancia y siguen buscando, por su propia cuenta, cómo evolucionar la manera en que portar sus armas, e incluso, lograr camuflarlas. Es lo que sucede con Rusia en plena guerra en Ucrania, que ahora prueba un camuflaje de sus lanzacohetes... en un perro robot que puede ser comprado en AliExpress. La prueba no ha dejado indiferente a nadie y ha sembrado todo tipo de reacciones.

El perro robot en cuestión es muy pequeño, y, en la prueba que se ha realizado, el lanzacohetes queda portado sobre él, moviéndose el perro con una velocidad a veces lenta y a veces más rápida, logrando mantener el peso del arma sobre sí mismo. Esta prueba, mostrada en una exhibición de armas, ha sido realizada para comprobar si su arsenal puede ser transportado de otra manera diferente a las realizadas hasta ahora, en lo que es un símil con los drones que llevan armas sobre sí.

Lo que más ha impresionado a los usuarios no ha sido la idea de Rusia, sino el hecho de que este robot puede ser comprado en AliExpress. Este perro robot cuesta aproximadamente 3.000 euros y Rusia no ha dudado en usarlo durante su exhibición de armas. Esta 'mascota inteligente' tiene también algunos detalles que limitarían su papel en conflicto, como, por ejemplo, el hecho de no poder desplazarse en terrenos que estén mojados o húmedos.

El perro robot como 'vigilante'

Aunque los perros robot parecen sacados de una película de ciencia ficción, lo cierto es que empiezan a ser cada vez más usados. Un ejemplo de ello es China, que los empleaba para avisar, mediante un altavoz instalado en ellos, de que los vecinos de una determinada zona confinada no podían abandonar su hogar, y que había un perro robot vigilando las calles para asegurarse de que nadie se saltaba las normas. En caso contrario, avisaba inmediatamente a las autoridades.

Los perros robot también empiezan a ser una opción a tener en cuenta para las empresas repartidoras, que ven en ellos una herramienta ideal para transportar los envíos a quienes hagan una solicitud, lo cual podría ser de gran utilidad para empresas como Amazon, que, durante los inicios de la pandemia de COVID-19, hacía uso de los drones para no cargar con una excesiva carga de trabajo a todos los repartidores de su plantilla.

Publicidad