Corea y Alemania

Publicidad

Coronavirus

¿Por qué las medidas contra el coronavirus en Alemania y Corea del Sur funcionan mejor?

El coronavirus es un desconocido y los científicos van estudiando cada uno de sus comportamientos. El espejo ahora es China pero también Corea del Sur y en Europa Alemania, los países con menos víctimas mortales. En común tienen pruebas masivas de Covid-19 y anticiparse en la toma de decisiones.

En resumen
  • Corea del Sur está haciendo pruebas masivas de coronavirus, 15.000 test al día
  • En Corea el foco se localizó el 20 de febrero y el 1 de marzo han comenzado a reducirse los casos
  • Alemania también ha apostado por pruebas, incluso sin que los pacientes se bajen del coche
  • Las autoridades alemanas han ganado tiempo para habilitar los hospitales y han logrado reducir los fallecimientos significativamente

En la lucha contra el coronavirus llama mucho la atención el ejemplo de Corea del Sur, destacado incluso por el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Cuando sólo tenían poco más de 50 casos ya hubo llamamientos a la población para que permanecieran en sus casas. Allí el foco fue una secta, la noticia saltaba el 20 de febrero, era llamativa y se habló de ella en todo el mundo, una secta de 200.000 personas a las que se buscaba para que fuera sometida a las pruebas del coronavirus. En dos semanas han logrado que los contagios comiencen a caer.

Esa ha sido y es la filosofía en Corea del Sur, pruebas masivas de coronavirus a la población para conocer los casos exactos, tener cifras creíbles y actuar, de hecho al hacer pruebas a todos la tasa de letalidad se redujo. Allí se están haciendo 15.000 pruebas al día. El ministro de Sanidad español dijo este domingo que en España en todo lo que llevamos de crisis se han hecho un total de 30.000 pruebas. Parte de la población que permanece en casa con síntomas no están siendo sometidas al test con lo que no aparecen oficialmente en el cómputo de contagiados y no participan en la media para calcular tasa de letalidad que bajaría con el dato global.

En Alemania también se comenzó pronto a hacer pruebas de coronavirus a la población, incluso con la fórmula del "drive in", pruebas sin bajarse del coche, en muchos casos en los aparcamientos de los hospitales para evitar que los sospechosos accedan a las instalaciones y puedan contagiarse unos a otros.

En Corea aplazaron rápidamente el inicio del curso, no han cerrado ciudades pero la población respetó desde el primer momento todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias. El criterio para hacer pruebas es hacérselas a cualquiera con síntomas o que haya estado en contacto directo con casos confirmados y no han esperado a que los pacientes acudan a centros sanitarios, han ido en busca de cualquier sospechoso como ocurrió con los integrantes de la secta, origen del contagio.

También ha sido decisivo en esta lucha surcoreana contra el coronavirus que en su territorio tiene algunas de las empresas que fabrican estos test y activó -como ha hecho Alemania- una amplia red de laboratorios para hacer pruebas que trabajan sin descanso.

Del segundo al cuarto puesto en contagios en dos semanas

Corea del Sur llegó a ser el segundo país con más contagios pero ya ha bajado a cuarta posición detrás de China, Italia e Irán y por delante de España que está en el quinto lugar y de Alemania que nos sigue en sexta posición.

Allí el 1 de marzo comenzaron a caer el número de infectados, este lunes tienen 8.100. Desde que el 20 de febrero estalló allí la epidemia los contagios se han reducido a menos de 100 al día. El equivalente con España es parecido, 51 millones de habitantes, frente a 47 en nuestro país, y la población tiene también una edad media similar, de entre 42 y 43 años.

En España nos acercamos a los 8.000 y en Alemania están a punto de sobrepasar los 6.000. Allí desde que se conoció el primer caso el 27 de enero han estado un mes y medio -hasta el 9 de marzo- sin víctimas mortales, y sólo han fallecido hasta este lunes cinco personas. Su estrategia ha sido hacer pruebas y ganar tiempo para preparar los hospitales, tienen 28.000 camas habilitadas como unidades de cuidados intensivos (UCIS) en las que 25.000 tienen respiradores según el ministerio de Sanidad alemán.

Publicidad