Una mujer sufre una infección por un 'piercing' en la nariz y necesita un trasplante de hígado Estados Unidos

Publicidad

Estados Unidos

Una mujer sufre una infección por un piercing en la nariz y necesita un trasplante de hígado

La mujer de 32 años comenzó a sentirse mal después de hacerse un piercing en la nariz, tras ir al hospital los médicos le informaron de que la infección de la nariz se había trasladado hasta el hígado y necesitaba un trasplante.

Dana Smith, una mujer de 37 años de Queens, en Nueva York, se hizo un 'piercing' en la nariz y casi muere por ello. Después de la perforación comenzó a sentirse mal y acudió al hospital. Allí, los médicos le informaron de que tenía que someterse a un trasplante de hígado porque su nuevo piercing le había causado una extraña infección.

Smith decidió hacerse un piercing en la nariz poco después del día de Acción de Gracias, al principio observó que la perforación se le había infectado ligeramente, pero pronto comenzó a experimentar algunos síntomas preocupantes y su estado de salud comenzó a empeorar. "Sentí como si perdiera el apetito", informa la cadena americana 'CBS', que además informa de que la mujer no podía ni beber.

Cuando sus molestias fueron a más, su hermana decidió llevarla hasta el hospital más cercano para que le hicieran un reconocimiento médico, pese a las reticencias de Dana: "No quería ir al hospital con el covid, pero el dolor llegó a un punto que sentí que no tenía otra opción", recoge el canal americano. Al principio, los sanitarios se quedaron extrañados porque no encontraban la explicación a una infección tan fuerte.

Finalmente, Dana Smith entró en coma y tras varias pruebas los médicos consiguieron averiguar de dónde provenía la infección: al hacerse su nuevo piercing se había infectado de Hepatitis B. Según explica el doctor Lewis Tepperman, director de trasplantes del Centro Sandra Atlas de Enfermedades Hepáticas del Hospital de la Universidad de North Shore, “la insuficiencia hepática fulminante ocurre cuando uno está perfectamente sano, adquiere un virus y en dos meses entra en coma”.

Por fortuna, Dana Smith encontró un hígado compatible a los 2 días de despertar del coma y ahora se recupera de la intervención. Este caso, ha provocado que los médicos en Estados Unidos recuerden a la población la necesidad de vacunarse contra esta enfermedad, especialmente a aquellas personas que estén considerando hacerse un 'piercing'.

Publicidad