Los servicios de Emergencias de Portugal han informado de que al menos 39 personas han resultado heridas a causa de varios incendios forestales en los municipios de Vila de Rei y Maçao, en el centro del país.

El fuego, que comenzó el sábado y estaría prácticamente bajo control en Vila de Rei, obliga a mantener la alerta en Maçao ante las llamas que quedan aún por controlar. Tras más de 50 horas, los más de 1.000 bomberos desplegados continúan luchando contra los incendios forestales ante las críticas y protestas de los residentes y las autoridades a nivel local, que señalan la falta de recursos y la inacción del Gobierno.

Estas imágenes grabadas por un dron muestran la devastación en la zona, con los montes arrasados y varias casas calcinadas.