Francia

Un hombre queda atrapado en una papelera cuando intentaba recuperar su móvil

Los bomberos tuvieron que intervenir para poder liberar al joven, ya que su cabeza y la parte superior de su cuerpo se bloquearon.

Los expertos definen así a la 'Generación Mute': "Tienen miedo a contestar una llamada de móvil y no poder controlar la conversación"

Los expertos definen así a la 'Generación Mute': "Tienen miedo a contestar una llamada de móvil y no poder controlar la conversación"

Publicidad

Este viernes, un joven de 20 años se quedó atrapado en una papelera del barrio de Saint-Jacques, en Perpiñán, cuando intentaba recuperar su teléfono móvil. Al tratar de cogerlo, su cabeza y la parte superior de su cuerpo se bloquearon, mientras que el resto del cuerpo permanecía fuera de la basura.

El hombre fue ayudado por los bomberos, quienes tuvieron que intervenir para poder liberarlo. Tuvieron que cortar la basura y afortunadamente el joven pudo salir con tan solo unos rasguños. Una operación que duró más de una hora.

La desdicha de este chico poco tardó en publicarse en las redes. Las fotografías y los vídeos rápidamente recorrieron el barrio y atrajo a los curiosos. La influencer de 'Nasdas', quien compartió varios de los vídeos e imágenes del momento, incluso llegó a entrevistar al joven mientras aún estaba atrapado. Este mismo fue quien explicó que intentaba recuperar su teléfono móvil que se había caído a la papelera.

Aunque el hombre pudo ser sacado, no se sabe si finalmente pudo recuperar su teléfono.

Otros 'atascos'

Son muchas las veces que, sin quererlo o sin saberlo, metemos la pata intentando solucionar algo que nosotros mismos hemos provocado. La situación se hace mayor cuando al intentar buscar solución, lo complicamos mucho más. Aunque a veces no somos nosotros quien damos un paso en falso.

Coches que acaban en las escaleras del pueblo, niños con alguna extremidad del cuerpo atrapada en algún hueco o un simple gato capaz de paralizar toda una calle por estar metido donde no debe. Con estos ejemplos y muchos más podríamos continuar enumerando decenas de situaciones en las que podemos quedarnos inmovilizados.

En la mayoría de ocasiones en las que un vehículo acaba en una calle que no es, se debe al GPS, ya que algunos de ellos tienen que ser actualizados manualmente, por lo que si no se hace, nos llevaremos más de un susto. Sin embargo, muchas de estas noticias son protagonizadas por menores. La mayoría de ellos indagan en todo lo que pueden, por lo que si algo les llama la atención, acabarán en ello, es por eso que muchas veces no encontramos respuesta a sus hechos.

Publicidad