Miembros del servicio del Ejército de EEUU en un hospital de campaña

Publicidad

Coronavirus

La emotiva despedida de un hombre que fallece por coronavirus a su mujer y sus hijas

El hombre estuvo 20 días intubado en el hospital tras dar positivo por coronavirus donde dejó escrita una nota en su móvil dirigida a su mujer e hijas.

En resumen
  • Tienen dos hijos en común de 2 años y de 10 meses

Jonathan Coelho, de 32 años, murió tras llevar ingresado más de 20 días en el hospital por coronavirus, en Estados Unidos. Su mujer, Katie Coelho, encontró una nota en su móvil despidiéndose de ella.

"Los amo con todo mi corazón y me han dado la mejor vida que podría haber pedido", comienza la despedida de Jonathan Coelho. Como agente de libertad condicional, era uno de los que continuaba trabajando por tener una profesión esencial. Sin embargo, unos días después dio positivo en coronavirus.

Unos días más tarde de ser ingresado en el hospital fue intubado, donde pasó 20 días con un respirador, según explica CNN. Fue en ese momento cuando decidió escribir su despedida. "Tengo tanta suerte, que me enorgullece ser tu esposo y el padre de Braedyn y Penny", continúa el mensaje.

"Katie, eres la persona más hermosa y cariñosa que he conocido. Eres verdaderamente única… Asegúrate de vivir la vida con felicidad y la misma pasión que me hizo enamorarme de ti. Ver que eres la mejor madre para los niños es lo mejor que he experimentado". El mensaje continúa refiriéndose sobre las virtudes de sus hijos y sobre el brillante futuro que les espera.

"Soy muy afortunado… No te contengas y si conoces a alguien debes saber que si te ama y ama a los niños eso me encantaría para ti. ¡Siempre sé feliz, no importa qué!", concluye el mensaje.

La pareja llevaba siete años juntos, ya que se conocieron en la universidad. Tienen dos hijos en común; uno de 2 años y otro de 10 meses. El mayor, explica Katie Coelho, nació con varias complicaciones y con una parálisis cerebral.

Ante lo sucedido, la mujer de Jonathan Coelho no consigue creerlo. Tiene una página en Facebook, donde comenta la vida de su hijo mayor. Sin embargo, ahora la utiliza para explicar cómo se siente tras su pérdida debido al coronavirus. "El dolor que sentimos es indescriptible. Nos quitaron todo. Mi corazón ni siquiera está roto, está destrozado. Mis hijos y yo viviremos el resto de nuestras vidas sin Jonathan. Y no sé cómo lo haremos", escribe en un post.

Publicidad