Los alumnos del profesor estadounidense con un mensaje personalizado de él

Publicidad

EN ESTADOS UNIDOS

El conmovedor mensaje de un profesor que no despertó a su alumna dormida: "Debe lidiar con su adolescencia y le di un respiro"

"No puedo controlar el mundo exterior, alimentar sus caballos, correr 6 carreras de 300 por ella", explica el profesor de instituto sobre la dura vida de la joven, y a la gente que lo critica le dice que "a veces hay que seguir nuestros instintos, incluso si van contracorriente".

antena3.com | Madrid
| 08.06.2018 13:06

"Meg se durmió ayer en clase. Yo la dejé. No lo tomé como algo personal. Tiene quehaceres agrícolas, angustia adolescente, y varias otras cosas con las que lidiar. Mi clase es sólo una parte de su vida, no su vida", empieza el mensaje de un profesor de Washington en Twitter.

En un emotivo hilo en la red social, el maestro de secundaria explica lo ocurrido y por qué no tomó represalias. Este es su relato:

"No, ayer no usó su tiempo sabiamente en clase. No entregó su ensayo. Ella lo sabía. Lo sabía, pero no le dije nada por eso. No tenía que hacerlo. Me lo envió anoche a las 9:00 PM. Por su cuenta. Sé que todos estamos de acuerdo con la idea de que hay una manera correcta de hacer las cosas, y que dejar que los niños duerman en clase se sale de los límites. Lo entiendo, y no estoy sugiriendo que lo hagamos una parte permanente del repertorio / rutina, pero estoy sugiriendo que a veces confiemos en nuestros instintos, incluso si va en contracorriente, tal vez especialmente si va en contracorriente".

"En otra clase, Meg pudo haber sido multada por dormir en clase y tener un ensayo por un ensayo sin entregar, pero no estaba en otra clase; estaba en mi clase. Mi clase. Y en mi clase hay muchas cosas que puedo hacer. No puedo controlar el mundo exterior. No puedo ofrecerle a Meg una clase de matemáticas más tarde. No puedo alimentar sus caballos (muchos caballos) en la mañana o en la noche. No puedo correr 6 carreras de 300 por ella. No puedo quitarle el espíritu a su problema de adolescente. Pero puedo darle un respiro. No estaba siendo grosera ni irrespetuosa ayer cuando se quedó dormida. Estaba cansada. Así que le di un respiro. Yo puedo hacer eso. Y quiero creer, tengo que creer- de lo contrario mi vida sería una mentira, que volvería a su final. Y lo hizo. Meg hizo su ensayo. De hecho, por casualidad, me lo dijo con orgullo cuando me la encontré en el supermercado a las 6:45 de la mañana. Estaba desayunando antes de su clase de matemáticas de las 7:10. Ella ha estado despierta desde las 5:00 haciendo sus tareas".

Publicidad