El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha acusado al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, de haber entrado en política para "liderar el cambio de chaqueta permanente" mientras que el PSOE a lo que ha venido es a "liderar el cambio".

Sánchez, en la penúltima sesión de control a la que se somete antes de las elecciones del 28 de abril y en la última pregunta que responde a Rivera, ha sacado a colación "la foto de Colón con Casado y Abascal", ironizando sobre las millones de chaquetas que el líder naranja debe de tener en su armario.

"El pasado domingo dejó la chaqueta de supuesto liberal y se ha puesto una que huele a naftalina, la de la ultraderecha", ha criticado. Con manifiesta indignación, Sánchez ha cargado otra vez contra Rivera por ratificar que Ciudadanos no llegará a ningún pacto postelectoral con Sánchez ni con el PSOE, dejando entrever su preocupación por esta decisión.

"Va a poner, nada más y nada menos, que un cordón sanitario a un partido que lleva 140 años sirviendo a España", ha exclamado, un partido -ha recordado el presidente- que "ha puesto en pie", entre otras medidas, la ley de violencia de género, el matrimonio homosexual, la ley del aborto "y ha liderado el final del terrorismo en el País Vasco".

Qué concepto tiene de la democracia, ha preguntado a Rivera, que está excluyendo no al PSOE o a Sánchez, sino a millones de españoles que votan socialismo. "Tiene una concepción de la democracia excluyente", ha subrayado.

Rivera ha tratado de llevarle a su terreno, sin éxito, para que el presidente diga claramente antes de la cita electoral si va a negociar "con Torra, Rufián y Puigdemont" una mesa de diálogo con un mediador sobre "los 21 puntos inaceptables" planteados por el presidente de la Generalitat.

También quería saber si Sánchez ha previsto indultar a los "golpistas" del "procés", una vez sean condenados, dos preguntas a las que Sánchez no se ha referido en su respuesta. Con un tono también bastante duro, Rivera ha afirmado que se metió en política "para que no haya presidentes como usted, para que nadie presida un Gobierno pactado con los que quieren romper el país" y para que los que han intentado acabar con la democracia "no tengan un chollo de presidente". "Señor presidente, olvídese de cualquier pacto que no pase por los separatistas y populistas" porque Cs, ha advertido, formará un Gobierno que nunca negocie "con los golpistas". Una vez más, el jefe del Ejecutivo ha vuelto a reprochar a Rivera que le plantee cuestiones que no están en la pregunta registrada, que en esta ocasión pedía al presidente una valoración "de las nuevas circunstancias que concurren en la situación política de España".