El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha llegado al Tribunal Supremo para seguir desde el Salón de Plenos el juicio al 'procés' independentista catalán. Antes ha publicado un mensaje en su cuenta de Twitter en el que dice que el "Estado español, frente al espejo de un vergonzoso capítulo de su historia. ¡No debemos defendernos de nada, acusando a este Estado con toda firmeza y determinación!".

 

También ha publicado en su perfil de Twitter, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, que ha avisado de que el juicio servirá para "desenmascarar el montaje que pretenden silenciar y atemorizar" a los catalanes.

"De pie, firmes, serenos y dignos. Juzgaros no es un acto de justicia, y lo saben. Lo que empieza hoy no terminará con el 1 de octubre". El expresidente ha añadido al final del mensaje dos hashtags: 'Free Catalan Political Prisoners' y 'Llibertat Presos Polítics'.

 

Desde el lado constitucionalista se han pronunciado en esta red social tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como Albert Rivera.

Sánchez, ha reprochado este martes tanto a los partidos de la derecha como al independentismo catalán su rechazo a los presupuestos del Estado, y ha considerado que ambos quieren lo mismo, una Cataluña y una España "enfrentadas a sí mismas".

 

El presidente de Ciudadanos ha exigido que se respete la sentencia y no se les indulte. "Hoy comienza el juicio a los golpistas que intentaron destruir nuestra democracia. Deseo que se haga justicia y, sobre todo, que se respete la sentencia", ha asegurado en un apunte en su cuenta de Twitter, al que adjunta la etiqueta #IndultosNO.

Así, el líder 'naranja' sugiere a los políticos catalanes haber pensado mejor las acciones que encabezaron en el proceso soberanista: "A quien no le guste que se le aplique el Código Penal, que lo hubiera pensado antes", ha subrayado.