García-Page

Page asegura que respeta que Lambán no votara la amnistía y opta por la prudencia: "No quiero interferir"

El presidente socialista de Castilla-La Mancha dice que él se "conforma" con "tener claro que discrepo".

Publicidad

El PSOE ha abierto un expediente al senador y expresidente de Aragón, Javier Lambán, por no votar en el Senado la ley de amnistía. Ya han llegado las primeras reacciones. El presidente socialista de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page ha optado hoy por la prudencia cuando le han preguntado qué le parecía el expediente. Para el PP, este expediente es un "aviso" a los diputados socialistas para que se queden "quietos y callados".

Page ha mostrado su apoyo a Lambán: "Respeto su decisión por supuesto". El socialista es uno de los mas críticos con la amnistía. "No me atrevería a decir si es un problema de conciencia", comenta. "Me conformo con tener claro que discrepo", aseguraba. Sobre el senador expedientado, Page dice que es "una decisión personal, yo tengo una discrepancia bastante palpable en lo estratégico y en lo ideológico con la amnistía", agregaba.

"Me considero amigo de Javier Lambán. Le respeto muchísimo intelectual y políticamente y respeto su decisión. No quiero interferir en lo que pueda hacer la Ejecutiva Federal", aseveraba el presidente de Castilla-La Mancha. Manifiesta que no interfiere en las listas del partido y en lo que hagan los diputados y senadores socialistas.

Lambán no vota la amnistía

Lambán señaló en una carta que de haber apoyado la amnistía "incurriría en una insoportable deslealtad" consigo mismo, porque entraría en "contradicción flagrante" con sus convicciones éticas y políticas, y porque está convencido de que no le prestaría ningún servicio ni a su país ni a su partido. La misiva iba dirigida al portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Juan Espadas.

"Tratando de dar una solución equilibrada, solo he encontrado la de no participar en la votación, pensando en mis compañeros de Aragón, y, a la vez, evitando dar mi apoyo por activa o por pasiva a algo que creo que honradamente que está agravando el problema de la convivencia en el resto del país", esgrimió en su carta. El senador aragonés considera que la amnistía está "perjudicando la salud de la democracia".

Quiso aclarar que lo hace con "todo el respeto a la dirección del partido y al grupo parlamentario". Recordó además que no es la primera vez que "se altera la unanimidad del voto socialista en relación con la cuestión catalana", ya que lo hicieron años atrás los diputados del PSC en relación con el "derecho a decidir" con el 'procés' ya en marcha".

La ley de amnistía ahora vuelve al Congreso, algo que han criticado y afeado la mayoría de portavoces al Partido Popular. La tramitación de la amnistía se alargará. Los afines a la norma hablan de "teatro" en el Senado que no servirá de nada cuando llegue a la Cámara Alta. El PP defiende que seguirá cumpliendo con su "obligación" y que la amnistía "no es de convivencia", es de "pura conveniencia", según Antonio Silván. La previsión es que el pleno del Congreso apruebe la norma dentro de dos o tres semanas.

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas la última hora y toda la actualidad de antena3noticias.com

Publicidad