La sede del Partido popular en Tarrasa (Barcelona) ha amanecido con los cristales de la fachada rotos y nuevas pintadas. El mensaje "8M es cada día", junto a una esvástica al revés que fue pintada con anterioridad. La firma es la de Arran, un grupo de la izquierda independentista cercano a la CUP. Ellos mismos grabaron el vídeo con el ataque.

Hace poco que el PP inauguró esta sede y ya ha denunciado cinco ataques. El presidente del partido en la comunidad, Alejandro Fernández, ha pedido al ayuntamiento y la Generalitat que garanticen la seguridad y que no los van a amedrentar por mucho que lo intenten.

También te puede interesar...

Ciudadanos denuncia un nuevo ataque a su sede de Hospitalet de Llobregat