120.00

Publicidad

Coronavirus

Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha compartirán datos para evitar la expansión del coronavirus

Los presidentes de las tres comunidades, que engloban toda la parte central del territorio y con más de once millones de habitantes, han decidido coordinarse y mantener una estrategia común contra el coronavirus, después de algunas acusaciones y recelos sobre la influencia de Madrid en la expansión a Castilla y León y Castilla-La Mancha..

La Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León han establecido una estrategia común frente al coronavirus, que se basa en compartir datos en materia sanitaria, tales como estudios de seroprevalencia y de rastreo para analizar la movilidad entre las tres regiones, además de mantener reuniones periódicas con el compromiso de alcanzar decisiones conjuntas. Así lo han acordado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, los dos del Partido Popular, y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, socialista.

Once millones de habitantes en 15 provincias

Ayuso ha subrayado el espíritu de colaboración entre tres autonomías "hermanas", que comparten once millones de españoles, es lo que les ha llevado a alcanzar "un nuevo paso" en la lucha contra la epidemia, ya que pese a ser comunidades distintas el objetivo es común, "acabar con el Covid" y, un amigo común, "el estado de las autonomías". En la cita mantenida, que ha tenido lugar en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, las tres comunidades limítrofes han mostrado su disposición a "hacer un esfuerzo conjunto y solidario" para luchar contra el coronavirus. En este sentido, a través de un comunicado conjunto, han precisado que mantendrán próximas reuniones, junto con los consejeros, en Castilla y León y Castilla-La Mancha en materia de Transporte, Empleo y Economía así como que continuarán a través de grupos de trabajo la coordinación para que las normativas serológicas anticovid "vayan coordinadas". Los gobiernos regionales han acordado que se organizarán encuentros, a través de las nuevas tecnologías, entre responsables Covid de los centros educativos, para compartir experiencias. También habrá este trasvase de información en otros ámbitos. Asimismo, han establecido que facilitarán el intercambio de prácticas para los alumnos de FP entre empresas de las tres autonomías, ya que el virus "ha perjudicado la celebración" de las mismas. Además, se han comprometido a compartir estudios de seroprevalencia y de rastreo, en especial para analizar la movilidad entre las tres regiones y a realizar sistemas de evaluación diaria e intercambio de información sobre la evolución de la epidemia.

Declaraciones olvidadas

En su intervención, Ayuso, que ha calificado a sus homólogos como "excelentes compañeros", ha hecho hincapié en que "el Estado autonómico no puede ser un freno para que todos los ciudadanos tengan las mismas oportunidades". Por su parte, García-Page, que había hecho unas declaraciones polémicas hace unos días, ha remarcado la importancia "simbólica" que tiene la reunión. "Esto que podría parecer algo excepcional, ni lo debería de ser, ni lo es. Al menos no lo es para los presentes", ha apuntado, al tiempo que ha puesto el foco en que comparten "una conciencia compartida" de país así como de considerar el Estado de las autonomías "como parte de la solución" a los problemas del país. "Madrid es la capital de España y, evidentemente, eso condiciona e irradia todo, lo positivo y, también, a veces, recibe lo negativo como lo transmite. Por último, Mañueco ha celebrado este refuerzo de "la eficacia en las medidas" en las que trabajan. "Coordinación y unidad de acción es algo fundamental. Esa es la receta para que las estrategias den los mejores resultados", ha apuntado. Para el presidente castellanoleonés, se está "dando una respuesta común ante una amenaza común". "En la lucha contra este virus no hay colores políticos, tampoco hay lugar para las disputas, y así lo hemos puesto de manifiesto esta tarde. Solo puede haber disposición para colaborar", ha remarcado. Mañueco ha manifestado que "ser vecinos es desde luego sinónimo de colaboración permanente". A su parecer, si algo ha demostrado el coronavirus es la dependencia de los unos con los otros así como que "unidos somos más fuertes".

Publicidad