Simón

Fernando Simón, sobre la polémica segunda dosis: "Se ha utilizado por parte de políticos, medios y lobbies"

Fernando Simón ha hecho referencia en rueda de prensa a la polémica que se ha formado en torno a la segunda dosis que tenían que elegir las personas que se vacunaron con AstraZeneca.

Publicidad

Uno de los principales debates que han surgio den las últimas semanas tiene que ver con el poco éxito o prácticamente nulo que ha tenido el Ministerio de Sanidad para convencer a un sector concreto de la población.

Sanidad recomendó a los menores de 60 años que se vacunaron con la primera dosis de AstraZeneca que utilizaran la segunda dosis de Pfizer, ya que según ha afirmado Fernando Simón: "Es más eficaz que AstraZeneca en personas mayores".

Sin embargo, la mayoría de personas han decidido administrarse la segunda dosis de AstraZeneca, por eso Fernando Simón ha querido responsabilizar de lo que ocurre no al propio Ministerio si no a otros 'culpables'.

"Se ha utilizado por los grupos políticos, se ha utilizado por parte de los lobbies que tienen intereses en un lado y el otro, se ha utilizado por parte de los medios de comunicación que pueden tener una posición editorial determinada, pueden incluso tener patrocinadores determinados, se ha utilizado por muchas partes con intereses diferentes".

Simón ha aclarado que esto no favorece en que la población normal tenga una capacidad de tomar la decisión clara e imparcial: "Son factores que no tendrían que influir a la hora de tomar este tipo de decisiones", ha explicado Fernando Simón.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha querido puntualizar y dar luz a otro punto de vista: "También creo que no está pasando lo mismo en todas las CCAA y también no está pasando lo mismo en todos los subgrupos de edad que hay en los menores de 60 años. También me consta de grupos de mayores de 60 años que quieren ponerse una dosis que no es la que se les ha recomendado a ellos", ha explicado.

¿La mascarilla?

Fernando Simón también ha valorado la posibilidad de que en un futuro muy cercano se modifique o elimine la obligación de llevar puesta la mascarilla dependiendo del ritmo de vacunación.

En cuánto a las fechas, Simón ha sido muy específico: "Casi seguro que a finales de julio no sea necesaria la mascarilla en lugares abiertos". El epidemiólogo también ha aclarado que dependerá de si los datos entre comunidades son similares o hay mucha diferencia, pero que si no varían mucho se puede tener un plan nacional en cuanto a la modificación del uso de la mascarilla.

Publicidad