La familia Franco no ha tardado en reaccionar al anuncio de la exhumación: "El Gobierno busca un efecto propagandístico de algo que no depende del Gobierno si no del Tribunal Supremo", dice el abogado de la familia del dictador, Luis Felipe Utrera-Molina. Le preocupa que el Ejecutivo haya mentido al decir que la Familia Franco no se haría cargo de los restos, "es una falsedad".

La exhumación de Franco del Valle de los Caídos será el próximo 10 de junio, según acuerdo del ejecutivo.

Los restos del dictador se trasladarán al panteón del cementerio de Mingorrubio, en El Pardo, en el que se encuentra la esposa del dictador, Carmen Polo, así lo ha anunciado la Vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La familia Franco no contempla otro panorama que la suspensión cautelar por parte del Tribunal Supremo, tras la petición de los nietos del dictador. Además, dicen que el Gobierno no dispone de la autorización eclesiástica porque el prior de la abadía del Valle de los Caídos denegó la autorización al Ejecutivo alegando que la familia se opone al traslado de los restos.

El Gobierno de Pedro Sánchez, tampoco tiene la licencia urbanística para realizar las obras después de que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 3 de Madrid la haya suspendido cautelarmente.