120.00

Publicidad

Congreso

Duro enfrentamiento entre la ministra de Igualdad, Irene Montero, y las portavoces del PP y Vox

Tensa comparecencia de la ministra de Igualdad, Irene Montero, en el Congreso. Acusaciones de despilfarro criminal por parte de Vox. La portavoz del PP le dice que no le hable como si fuera su hija.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, recriminó a Vox por, dijo, negar la violencia de género, como hacen, logrando con ello "poner en peligro a las mujeres". Montero hizo esa advertencia en su primera comparecencia en la Comisión del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, del Congreso de los Diputados. La diputada de Vox, Carla Toscano, acusó a la ministra de "despilfarro criminal al gastarse el dinero en proteger a las víctimas de violencia machista en vez de comprar mascarillas". Además,Toscano centró su discurso en enfrentar el número de mujeres muertas por la violencia de género con los fallecimientos que ha producido el Covid-19, atribuyendo a la pandemia 40.000 óbitos, cuando son 27.560 oficialmente. Además, esta diputada se dirigió a la ministra como 'secretaria de la desigualdad'. También se refirió como presidente a la presidenta de la comisión, Beatriz Carrillo de los Reyes, quien afeó su comportamiento al recordarle que estaba " en el Congreso, no el patio del colegio".

La portavoz de Ciudadanos, Sara Giménez, por su parte, lamentó "el negacionismo de las compañeras de Vox porque hay datos objetivos que así lo demuestran" y porque "es difícil justificar lo que quieren justificar". "No vamos a dar ni un paso atrás en violencia de género", sostuvo.

"Muchas entrevista y poco trabajo"

La diputada del PP, Beatriz Álvarez, se centró en lamentar que la manifestación del 8-M se celebrara porque en su opinión influyó sobre el posterior desarrollo de la pandemia del coronavirus en Madrid y criticó lo poco que había trabajado la ministra y su departamento durante el confinamiento. Señaló que había tenido muchas entrevistas y poco trabajo.

"No soy su hija"

La ministra no recibió bien algunas de sus afirmaciones, por lo que le dijo que "si yo digo una cosa y aclaro una cosa, puede borrarla de su intervención y no repetirla, eso significa que me escucha. Eso es un punto de seriedad. A mí una compañera suya como Ana Pastor me enseñó que hay que tener respeto institucional. Venir con una intervención que dice cosas que yo he aclarado y no lo tacha, me parece que es de tener muy poco respeto institucional. A lo que respondió la diputada del PP: "No sé si ha sido consciente del tono en el que me ha hablado. Yo soy la portavoz del PP. No soy su hija, ni su hermana ni su amiga. Y el tono que ha empleado no es el que he usado yo. Vigile el tono y vigile las formas. La edad es lo único que se cura con el tiempo. El cinismo, no".

Publicidad