El conseller cesado Antoni Comín se ha mostrado claramente partidario de que alguno de los miembros del gobierno de Carles Puigdemont que fueron cesados y se encuentran en Bruselas formen parte del nuevo Govern y del futuro "consell de la república" para reforzar la unidad de acción entre ambos órganos.

Comín, junto a los también cesados Meritxell Serret y Lluís Maria Puig, subrayan su intención de seguir trabajando para acabar con la aplicación del artículo 155 en Cataluña, en una entrevista que publica 'El Punt Avui' en su edición en papel y que emitirá en su canal de televisión este mediodía. Aunque los tres se muestran dispuestos a construir desde Bélgica una futura "república catalana", el extitular de Salud es el más explícito al afirmar: "sería interesante que alguno de nosotros estuviera en las dos instituciones -Govern y "consell de la república"- a la vez para mostrar este vínculo o cordón umbilical". "Nos reforzaremos los unos a los otros, no podemos ser excluyentes", reflexiona Meritxell Serret; mientras que Lluís Maria Puig asegura que se sienten consellers y que las nuevas tecnologías de la comunicación les permiten participar en actos a distancia, incluso estar presentes en diferentes actos a la vez.

"Uno es conseller en la medida en que la gente te reconoce como tal, y esto no lo pueden impugnar desde el Estado español", considera Comín. El extitular de Salud y sus compañeros creen que, "poco a poco", la justicia europea acabará por "acorralar" a la española que, en su opinión, ha "vulnerado" la legalidad penal y el estado de derecho y ha permitido que se cometa "un golpe de estado".

Además, Comín cree que el tiempo de espera para que se produzca este cambio "será más corto" de lo que se pueda pensar. Sobre la publicación del libro del exconseller Santi Vila, en el que reflexiona sobre el último mes de la anterior legislatura, los tres aseguran que algunas de las informaciones que contiene no son verdad porque Vila no formaba parte del comité que preparó el 1-O.

En la entrevista, realizada el pasado jueves día 8, según explica 'El Punt Avui', no estuvo presente la también cesada Clara Ponsatí, que se encontraba "fuera de Bélgica", aunque sus compañeros no facilitaron información sobre su paradero y solo señalaron que "ella ya lo explicará en su momento", además de recordar que son libres de moverse por la UE y que esta no es la primera vez que uno de ellos sale de Bélgica.