Los socialistas hicieron "fatal" las políticas de empleo durante la crisis en 2008, durante el mandato de Zapatero. Son palabras del actual secretario de Estado de la Seguridad Social, también socialista, Octavio Granado. Ha defendido en Santander que se debería haber facilitado la contratación temporal y parcial porque hubiera salvado millones de puestos de trabajo. No es la primera vez que Granado provoca la incomodidad de su partido con sus polémicas declaraciones. Y llama más la atención cuando el ya ocupó ese cargo con Zapatero y fue el responsable de Empleo en el partido.

También ha advertido de que, para que el sistema de pensiones sea sostenible, España necesita no sólo incrementar la natalidad con políticas y ayudas que la fomenten, un ámbito en el que, a su juicio, el Estado "no puede seguir siendo espectador", sino también seguir recibiendo inmigrantes: "Esta es una sociedad que sigue necesitando tener inmigración. Y los que quieren defender a los pensionistas y a la vez quieren oponerse a que tengamos una política razonable de inmigración están faltando a la verdad y están engañando a las personas".

Granado ha señalado que España tiene una pirámide demográfica "muy descompensada" y "la única forma" de lograr revertir esta circunstancia es "con gente joven, que tenga hijos y que venga a España, no sólo a trabajar, sino también a reponer esa pirámide de población". Y es que, según ha advertido, el problema de las pensiones "no se arregla únicamente con natalidad", porque incrementar la tasa, además de ser algo "muy difícil", va a hacer que el problema se resuelva "a 25 o 30 años", pero no ahora.