La escena se repite desde hace cinco días. Pancarta en mano, Amparo y Antonio acampan frente a la casa de su hijo. Dicen que los inquilinos llevan más de 20 meses sin pagar " le iban dando largas a mi hijo, este mes no podemos y así, van pasando los meses".

Aseguran además que los inquilinos les insultan y les han llegado "a echar agua sucia". "La policía vino y nos dijo que no podíamos estar aquí" cuenta Antonio .

Lo peor es que el dueño puede que se quede sin casa porque no puede afrontar los 900 euros de hipoteca. " Ya solo queremos que se vayan, no que nos paguen ya nada sino que se vayan" dice Amparo.

Los inquilinos reconocen que no pagan el alquiler desde enero porque el propietario no se hacía cargo de las facturas de la casa. Según cuentan, han presentado una denuncia contra el dueño de la vivienda porque intentó agredirlos.