El Tribunal General de la Unión Europea de primera instancia ha rechazado este jueves el recurso de Adidas y ha avalado en una sentencia la nulidad en la Unión Europea de su marca deportiva con el distintivo con tres bandas paralelas en cualquier dirección.

El tribunal europeo de primera instancia ha confirmado así la decisión de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) con sede en Alicante, que en 2016 anuló la marca de Adidas registrada dos años antes para ropa de vestir, calzado y gorras, tal y como reclamó la empresa belga de zapatosShoe Branding Europe BVBA.

La EUIPO, cuya decisión fue recurrida por Adidas ante la justicia europea, alegó que la marca de Adidas carecía de distintivo intrínseco ni demostró que lo hubiera adquirido por el uso en toda la Unión Europea y consideró que no se debería haber registrado. En su sentencia hecha pública este jueves, que puede recurrirse en casación en un plazo de dos meses, el Tribunal General de la Unión Europea ha dado la razón a la EUIPO alegando que no se trata de una marca de patrón sino de una marca figurativa ordinaria.

El tribunal aclara que Adidas solo ha aportado pruebas sobre el uso adquirido en cinco países de la Unión y no cabe extenderlo al conjunto de la Unión y precisa que no cabe tener en cuenta la combinación de colores y la inversión de las bandas blancas sobre fondo negro que se alejan de las características esenciales de la marca, como planteaba Adidas.