13.226667

Publicidad

Nissan

Los trabajadores de Nissan cortan la autopista y empapelan un concesionario de Renault en Barcelona

Familias enteras de trabajadores de las plantas de Nissan en Barcelona siguen sus protestas por el cierre de las fábricas. Esta tarde han cortado la autopista y empapelado un concesionario de Renault, socio y accionista de la compañía japonesa.

No cesan las protestas de los trabajadores de Nissan en Barcelona, que perderán sus puesto de trabajo, tras la decisión de la compañía japonesa de cerrar las tres plantas que tiene en la ciudad Condal.

Esta tarde, familias enteras se han dirigido hacia un concesionario de Renault en Esplugues de LLobregat , socio y accionista de la compañía japonesa, y lo han empapelado con carteles con lemas en contra del cierre de las plantas de Barcelona como "25.000 familias en lucha", "Sin industria no hay país", "Futuro para Nissan", "Renault, cómplice de Nissan", o con los rostros del encargado de desmantelar las plantas y antiguo director de operaciones, Frank Torres, y de De los Mozos. Los trabajadores han tirado huevos a la fachada del concesionario, han entonado cánticos como "¡si esto no se arregla, guerra, guerra, guerra!", "Nissan no se cierra" y han mostrado pancartas en contra del "harakiri" de la compañía al sector.

Un grupo ha llegado hasta la autopista y la ha cortado en ambos sentidos. También han cortado la línea del tranvía.

Esta convocatoria es la tercera movilización de los trabajadores de Nissan tras el anuncio, el pasado jueves, de la dirección de la firma japonesa del cierre de las tres plantas de Barcelona, ubicadas en la Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca, que da trabajo directo a unas 3.000 personas e indirecto a unas 25.000 más.

Reunión del gobierno central, la Generalitat y sindicatos

A las 19.00 representantes del Gobierno central- la ministra de Industria- y de la Generalitat tienen previsto mantener un encuentro telemático para coordinar estrategias ante el anuncio de Nissan de cerrar sus plantas de Barcelona el próximo diciembre lo que supone que e 3.000 trabajadores directos se quedarán en la calle.

En el encuentro se prevé que participen también Javier Pacheco y Camil Ros, secretarios generales de Comisiones Obreras y de UGT en Catalunya, respectivamente.

El objetivo de la reunión es “reforzar la unidad de acción” de las diferentes administraciones y entidades empresariales y sindicales ante el anuncio de Nissan del cierre de las tres plantas, en la Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca.

A Nissan le resulta más caro el cierre

Según informes internos de la multinacional, el coste de cerrar las plantas de Nissan en Barcelona alcanza los 1.450 millones de euros, sumando indemnizaciones a personal y proveedores, amortizaciones anticipadas, transferencia de maquinaria y devolución de subvenciones.

En estos informes internos, la compañía reconocería que el coste de cerrar Barcelona tardará en recuperarse casi siete años y que invertir para mantener las plantas habría resultado más barato, con una inyección de recursos de 398 millones y ayudas públicas de 70 millones.

Publicidad