120.00

Publicidad

Coronavirus

Las ciudades fronterizas gallegas temen la inclusión de Portugal en el registro de viajeros por el coronavirus

Comerciantes y hosteleros de las zonas fronterizas con Portugal creen que incluir a este país entre los que tienen que declarar su viaje provoque un descenso en sus ventas.

Los viajeros que lleguen a Galicia, sean turistas o residentes habituales, que hayan permanecido durante los últimos catorce días en Aragón, Cataluña, Navarra, País Vasco y La Rioja, deberán facilitar en las 24 horas siguientes a su llegada sus datos de contacto al Gobierno gallego. La obligación de comunicar los datos de contacto también se extiende a países sobre los que se carece de información, de datos fiables sobre su situación epidemiológica o que hayan tenido una incidencia acumulada (IA) de casos de COVID-19 por 100.000 habitantes 3,5 veces superior a la de Galicia. Son más de 120, la mayoría lejanos o con un movimiento escaso con la comunidad. Pero hay uno muy cercano y con grandes relaciones económicas y humanas con Galicia, Portugal.

Problemas

Y aquí está el problema, cada día varios miles de personas cruzan la frontera, casi como si estuvieran en el mismo país, dada la costumbre y además desde su desaparición con la Unión Europea. Desde mucho antes de esto hay una amplia tradición de comercios de frontera, dedicados a atender a los visitantes de compras del otro lado. Ahora tendrían que hacer el aviso del tránsito. Tanto el comercio como la hostelería están pensando ya que van a pagar ellos esta medida para evitar la expansión de la pandemia.

La relación se actualizará cada quince días y los datos recogidos de las personas serán eliminados una vez transcurran 28 días.

Publicidad