La tenista estadounidense, ha llegado a conseguir a sus 37 años cuatro medallas de oro en los Juegos Olímpicos, además de ser la única tenista en haber completado el Goldem Slam de carrera en las dos modalidades (individuales y dobles).

A tan solo un día de jugar la final de Wimbledon los resultados salieron a la luz. Uno de cada ocho hombres asegura que podría ganar un punto en un juego a la mismísima hermana menor de las Williams.

No es la primera vez que Serena se ve expuesta a esta situación y es que hace dos años John McEnroe, ex tenista estadounidense, dijo que si la norteamericana jugara con hombres sería la número 700 del mundo en una entrevista ofrecida a la radio NPR.

“Eso no significa que no crea que Serena es una jugadora increíble”, dijo. “En un día cualquiera, Serena podría derrotar a algunos jugadores. Lo creo porque ella es tan increíblemente fuerte mentalmente que podría superar situaciones en que los jugadores se ahogarían porque ella ha estado en tantas situaciones en Wimbledon, el U.S. Open, etc. Pero si tuviera que jugar el circuito, el circuito de hombres, eso sería una situación completamente distinta”.

 

Además, si nos remontamos unos años más atrás, concretamente en el año 2000, McEnroe declaró que cualquier tenista masculino universitario o sénior podría derrotar a Serena o su hermana Venus.