El defensa del Levante Toño García explicó este martes que ha vivido "una pesadilla" tras haber permanecido durante tres semanas en la cárcel y aseguró que demostrará que es inocente de los delitos de blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal de los que se le acusa.

"Estos días he vivido una pesadilla. Pasé de la felicidad más absoluta por mi renovación con el Levante a verme en la cárcel sin comprender absolutamente nada. Se me ha quitado la libertad por una sospecha", dijo Toño en un comunicado en el canal de televisión oficial del Levante.

Toño García abandonó la cárcel de Teruel el pasado viernes tras permanecer 21 días acusado de blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal por el juez del juzgado de instrucción número 3 de Teruel. Sin embargo, el defensa del Levante rechazó estas acusaciones.

"He podido cometer un error. Soy una persona confiada y no he pensado mal de la gente. Tal vez debería haberme protegido más. Pero de ahí a suponer que pertenezco a una organización criminal y que me dedico al blanqueo de capitales, hay un mundo. Es absolutamente falso, se esclarecerá todo y demostraré que soy inocente", indicó.

Además, el futbolista agradeció "al club, al presidente y compañeros" el apoyo recibido y a "toda la afición por confiar en mí y apoyarme".

Toño acudió este martes a la ciudad deportiva de Buñol para ser sometido a distintas analíticas, según explicó el entrenador Paco López en la rueda de prensa posterior al partido de Leganés.

Te puede interesar:

El abogado de Toño García: "No hay nada nuevo que comentar"