Fue en el minuto 37, cuando Gary Medel y Leo Messi se enzarzaron tras un balón que se había marchado por línea de fondo. Tras un leve empujón del argentino, Gary Medel fue a por el capitán, buscando un cara a cara. Tras varios segundos enfrentados, sin ningún tipo de agresión, el colegiado del encuentro, Mario Díaz de Vivar, decidió expulsar a ambos.

Así, Messi recibe su primera tarjeta roja en 14 años, tras recibir el 18 de agosto de 2005 dicha cartulina, también con la Albiceleste, en el partido de su debut frente a Hungría.

Messi solo ha visto dos tarjetas rojas a lo largo de toda su carrera futbolística como profesional.

Tras un partido de grandes tensiones, en el que los de Scolani consiguieron la denominada 'final de consolación', el capitán del equipo argentino fue contundente en sus declaraciones: "Nosotros no tenemos que ser parte de esta corrupción, de la falta de respeto que se nos hizo durante esta Copa. Nos vamos con la sensación de que estábamos para más, de que tanto hoy como en el partido frente a Brasil hicimos los dos mejores partidos del Campeonato y no nos dejaron entrar en la final", sentenció.

A pesar de ello, el jugador argentino, se mostraba "orgulloso" de su selección, que consiguió el bronce ante Chile a pesar de su expulsión al final del primer tiempo. "Con una amarilla se hubiese terminado para los dos, son cosas que suelen pasar mucho en estos partidos de tensiones. Antes de empezar el árbitro me dice 'soy un árbitro que me gusta hablar mucho, espero que lo llevemos bien y tranquilo' y a la primera me expulsa. Lo que dije la vez pasada pasó factura. Lo importante es que el equipo con 10 siguió respondiendo muy bien y se terminó bien la Copa", aseguró.

Además, el capitán se atrevió a hacer su predicción de cara a la final de este domingo: "De hecho creo que no hay duda, lamentablemente creo que está armada para Brasil. Ojalá el VAR y los árbitros no tengan nada que ver en la final y que Perú pueda competir", zanjó.

Por su parte, Lionel Scaloni, el entrenador argentino, consideró que al ver las imágenes no cabía ninguna duda, "No entiendo qué es lo que hizo para ser expulsado. Sería interesante que el árbitro lo explicase públicamente y los del VAR también", dijo en rueda de prensa en el Arena Corinthians de Sao Paulo. "Tomó una decisión rápida y extraña y lo peor es que el VAR no rectifica. El VAR está para ayudar y no ayudó, es preocupante", agregó sobre la decisión del árbitro paraguayo Mario Díaz de Vivar.

Con la misma opinión llegó Reinaldo Rueda, seleccionador de Chile, a la rueda de prensa: "Que el mejor jugador del mundo sea expulsado, creo que es una situación triste. Es una pena que suceda, que por una situación que se podría manejar de otra forma, no permanezcan los dos conjuntos completos", apuntó.

Aún así y a pesar del incidente, la selección de Argentina, venció a Chile, acabando en la tercera posición de la Copa América.