Baloncesto

Connor Williams, la sensación del baloncesto universitario en EE.UU: mide 2'13 y pesa 163 kilos

Tiene 20 años y a pesar de medir más de 2 metros y pesar 160 kilos es la gran sensación en la liga universitaria estadounidense por su gran visión de juego y una muñeca que ya querrían muchos jugadores.

Publicidad

Conor Williams es un jugador de baloncesto que no obedece al prototipo de lo que debe ser un deportista. Mide 2 metros 13 centímetros y pesa nada menos que 163 kilos. Está en la liga universitaria estadounidense y claro, todo lo que hace se convierte en un fenómeno viral.

2'13 y 163 kilos, suficientes para dar espectáculo

Con ese físico parece mentira que tan solo tenga 20 años pero es la realidad. Aun así, Williams es la sensación en el baloncesto universitario estadounidense y pese a que esas medidas no son las más habituales en su deporte, Connor da una lección de buen baloncesto cada vez que sale a la cancha.

La tranquilidad que suele caracterizar a los jugadores grandes les permite gozar de una gran visión de juego y Williams no se queda atrás, es un gran asistente asistencias y a pesar de ser un interior, como jugador del siglo XXI necesita tener buena mano y la tiene, no es raro verle anotar triples desde cualquier zona del campo.

Una jugada le llevo a que medio Estados Unidos le conociera

Por supuesto, debido a su altura y su envergadura tiene una facilidad enorme para hacerse con los rebotes. Connor Williams estudia ciberseguridad y se le empezó a conocer en una jugada en la que va al suelo tras tropezar con un rival y le cuesta levantarse, pero renqueante pide la pelota y termina dando una asistencia que asombró a todos.

"Me caí y me quedé fuera del juego, me dolió pero me tenía que levantar y hacer el pase", explica. Una jugada que para el bueno de Williams no está entre las mejores de su repertorio: "No es ni de lejos mi mejor asistencia", pero con ella se hizo viral y está aprovechando la popularidad para vender ropa con su logo y donar parte de lo recaudado a fundaciones locales. Le llaman 'Big Cozy', lo que viene a decir que es una gran persona y muy amigable.

Publicidad