Reino Unido ha vivido una noche en la que se ha premiado lo mejor de la música británica. La gala arrancó con la espectacular actuación de Hugh Jackman, quien desplegó su número "The Greatest Showman" en una interpretación acompañada por un nutrido número de bailarines y contorsionistas. Juegos de fuego, confeti y la sobria actuación de Jackman precedieron a la aparición del presentador de la noche, el comediante británico Jack Whitehall, quien de primeras comenzó bromeando sobre George Ezra, y continuó con su lista de chistes dirigidos a los protagonistas de la noche.

Una gala dominada por la banda británica The 1975 que se hizo con dos de los galardones más importantes de la noche: el del mejor disco y el del mejor grupo de Reino Unido.

Poco después las mujeres tomaron el control de la noche. Jorja Smith se convirtió en la mejor voz británica con un discurso dedicado a la identidad femenina y Little Mix se hizo con el Brit a mejor videoclip del año con "Women like Me". Calvin Harris y Dua Lipa se hicieron con el Brit a mejor sencillo por su "One Kiss". La artista londinense dejó una de las imágenes de la noche al salir a recoger el premio con un vestido antibrexit con la bandera de la Unión Europea.

El premio a mejor artista internacional, recayó en Drake, mejor artista internacional femenino, para Ariana Grande, y mejor grupo internacional, para The Carters. Ed Sheeran, uno de los protagonistas en la pasada edición, también tuvo su hueco en la ceremonia y se llevó el Brit al éxito global, apoyado en su álbum 'Divide'.

Pink cerró la noche con el premio a la aportación excepcional a la música por sus 20 años de carrera. Acabó tocando para todo el O2 su "Just Give Me a Reason", acompañado de Dan, vocalista del grupo Bastille.