Los Acuerdos del Clima de París aprobados en 2015 tienen como objetivo luchar contra el calentamiento global. Uno de sus objetivos es limitar el aumento de la temperatura media del mundo a 1,5 grados, para evitar que continúe el deshielo. Pero el informe 'The Hindu Kush Himalaya Assessment', un estudio realizado por 210 expertos, concluye que incluso cumpliendo este objetivo, varios lugares del mundo seguirán en peligro, entre ellos el Himalaya. Afirman que las emisiones actuales pueden provocar una subida de hasta cinco grados en las montañas de la zona del Himalaya y, en consecuencia, la pérdida de dos tercios de sus glaciares para 2100.

La pérdida de estos glaciares tiene graves consecuencias, ya que cuando las masas de hielo se derriten, el volumen de agua de lagos y ríos aumenta y puede provocar inundaciones y la destrucción de cultivos y zonas pobladas.

El informe resalta que estos cambios afectarán más a las personas con menos recursos de la Asia. De los 250 millones de habitantes que viven en las montañas, aproximadamente un tercio subsiste con menos de 1,9 dólares al día, un 30% de toda la población no tiene lo suficiente para comer y alrededor del 50% padece algún tipo de desnutrición. Los niños y las mujeres son los más afectados. Además, este hecho podría causar conflictos entre los países perjudicados.

La región del Hindu Kush e Himalaya se formó hace 70 millones de años, y no fue hasta la década de los setenta cuando se empezó a observar la disminución de sus glaciares, de los que ya se ha perdido el 14%. La región contiene más de 50.000 glaciares y los picos más elevados del mundo, como el Everest y el K2. Se conoce como el 'tercer polo' y su depósito de hielo es el mayor en la Tierra después del Ártico y la Antártida.