La playa Grande, ubicada en la isla de Tenerife, ya no es lo que era hace unos años: un paraje virgen, natural y limpio. Desde que la contaminación del Océano Atlántico se convirtiera en una realidad patente, la isla canaria lo ha sufrido. Cada día, esta playa situada en Puerto del Carmen amanece llena de pequeños plásticos.

La portavoz de la organización ecologista Océano Limpio Tenerife, María Celma, ha querido recalcar como afecta la contaminación a la fauna marina. "Los animales están muriendo por nuestro egoísmo y nuestra comodidad", ha declarado. Además, Celma ha añadido que es hora de "eliminar los vendajes y agitar la conciencia".

Te puede interesar...