La Reina Letizia ha sorprendido a todos los habitantes de Valencia, pues recientemente ha asistido junto al Rey Felipe VI al Mercado Central de la ciudad. Los Reyes de España acudieron para celebrar el centenario del recinto, aunque no se sabe si llegó a comprar algo de fruta, carne o verduras.

Como todo el mundo sabe, doña Letizia es una amante de las dietas sanas, incluso en un reportaje que le hizo la revista Vanity Fair se llegó a decir: "ya peinada, Letizia baja a la cocina para preparar el desayuno de Leonor y Sofía. Es ella quien las despierta y las viste. Cereales, lácteos, frutas e infusiones. Un menú contundente, pero sano".

Fue ella quien se convirtió en la gran protagonista por excelencia. Cientos de personas acudieron al lugar para fotografiarse con la Reina, para hablar con ella de cualquier tema e incluso para echarle algún piropo. "Guapa y guapa", gritaban algunos, mientras que otros señalaban: "Mucho mejor en persona" o "¡Qué elegante!".

El vestido que eligió para esta ocasión, de lana y en color azul marino, ya se lo había puesto para otro evento, concretamente en el día de la Fiesta Nacional del 12 de Octubre. Lo combinó con una chaqueta ajustada a juego, unos zapatos de salón de Magrit, oscuros, y una cartera de piel en el mismo tono, con detalle de cristales de Swarovski.