La boda de Meghan Markle y el príncipe Harry va a ser recordada por todo el mundo como uno de los enlaces reales más emotivos y románticos de los últimos años. Los novios lo tenían todo bajo control y, aunque han organizado un enlace oficial, también lo han adaptado a su forma de ser.

Así, una vez terminada la primera parte de la boda, ya por la tarde, los Duques de Sussex se trasladaron hasta Frogmore House donde tuvo lugar una fiesta privada solo para unos 200 invitados. En la que la pareja pudo disfrutar de una velada más amena y menos encorsetada en la estuvieron hasta que el cuerpo pudo aguantar.

Para ello, tenían preparado unos regalos que encantaron a las invitadas porque pudieron deshacerse de los dolorosos tacones. Y es que, Meghan y Harry regalaron zapatillas de estar en casa para que pudieran sentirse cómodas.

Un detalle que ha revelado la actriz de 'Pretty Little Liars', Troian Bellisario, mujer del actor de 'Suits', Patrick J. Adams. Así, lo ha colgado en sus redes sociales en las que aparece un vídeo muy simpático donde graba le momento en el que se cambia de zapatos: "Hay zapatillas para nosotros, estoy súper preparadas para ello", comenta con los tacones en la mano a la vez que suplica a quien las reparte para que se las de.