Rihanna no podía faltar al 90 cumpleaños de su abuelo Lionel Braithwaite, a quien define como "una inspiración", "un ejemplo de fuerza, amor y sentido del humor" y "un ángel guardián enviado del cielo".

La fiesta tuvo lugar en un club nocturno de Brigetown, en Barbados, donde acudió con un impresionante vestido de fiesta rojo. El abuelo de RiRi demostró que las ganas de bailar no se pierden a pesar de la edad y el vídeo es la prueba.