Después de pasar varios días hospitalizada tras ser encontrada inconsciente en su casa después de sufrir una sobredosis, Demi Lovato ha decidido romper su silencio y ha hablado abiertamente de su problema de adicción a través de su cuenta de Instagram.

"Siempre he sido transparente sobre mi experiencia con la adicción. Lo que he aprendido es que esta enfermedad no es algo que desaparece o se desvanece con el tiempo. Es algo que debo seguir superando y aún no lo he hecho", recoge parte del escrito que la cantante ha compartido en IG.

Además, Demi ha querido agradecer a todos el apoyo recibido en estos duros momentos, a sus fans, su familia, y especialmente al equipo técnico del hospital al que agradece estar viva: "Sin ellos no estaría aquí escribiendo esta carta".

La cantante asegura que ahora va centrarse en intentar superar su adicción: "Ahora necesito tiempo para curarme y concentrarme en mi sobriedad y en el camino hacia mi recuperación. Nunca olvidaré el amor que me habéis demostrado y espero con ansias el día en que pueda decir que salí del otro lado. Seguiré luchando, Demi".