Pitingo ha querido sincerarse por completo y ha confesado cómo vivió el momento más duro de su vida. Ha sido en la edición de la revista Diez Minutos de esta semana, donde el cantante ha contado lo difícil que fue sobrellevar que su hijo Manuel de siete años enfermara, y fuera diagnosticado con leucemia. "Estuvo un mes en oncología, con los médicos preparándonos para lo que se nos venía encima. Al final, resultó ser una mononucleosis bestial que daba los mismos síntomas que la leucemia", ha contado.

Sin embargo, a pesar de que todo quedó en un susto, Pitingo admite que jamás lo ha pasado peor. "Fue el peor mes de mi vida. Ese diagnóstico lo tengo guardado y cuando tengo un mal momento lo miro y pienso: 'Esto sí que era un problema'. No he llorado más en toda mi vida. Me quedaba dormido llorando y rezando".

Por suerte, ahora mismo la vida le sonríe al cantautor, y es que está a punto de cerrar en Madrid su gira con el espectáculo 'Mestizo y Fronterizo', por lo que tiene más de un motivo para disfrutar las mieles del éxito y también de su familia.