Hace apenas unos meses Justin Bieber y Hailey Baldwin decidieron acudir junto a un amigo al juzgado de Nueva York para celebrar una boda por sorpresa y en la más estricta intimidad.

Meses después de la celebración, y en plenos preparativos de su boda religiosa, el cantante y la modelo protagonizan una portada icónica para Vogue. Su primera cover como marido y mujer.

Una portada muy natural donde ambos aparecen abrazos; ella con lo que podría ser un vestido de novia y con un maquillaje muy sutil, y él sin camiseta.

La portada recoge unas preciosas declaraciones que Bieber decida a su esposa: "Ella es la seguridad que siempre quise".