Aunque pensábamos que los meses que había pasado en rehabilitación tras sufrir este pasado verano una terrible sobredosis habían vuelto a ayudar a Demi Lovato a encontrar el camino, parece que la cantante continúa teniendo problemas.

Recientemente, tal y como han informado diferentes medios, la cantante ha vuelto a ingresar en un centro de desintoxicación en Hawái.

Según apuntan, tras la polémica que vivió en redes sociales hace semanas donde incluso fue tachada de "yonki" tras pronunciarse sobre la detención y deportación del rapero 21 Savage, parece que este tema ha afectado bastante a Demi y ha decidido volver a ingresar en un centro que le ayude a tratar sus problemas y adicciones.