Beyoncé está disfrutando de unas vacaciones junto a su marido Jay Z y sus tres hijos. La familia está pasando unos días en los Hamptons, allí la cantante ha subido unas imágenes que está dejando a sus seguidores locos haciéndose la misma pregunta: ¿Estás embarazada Beyoncé?

En estas polémicas fotos donde se cuestiona sobre si la artista puede estar esperando o no a otro bebé. Pero lo más curioso de todo es que estos rumores han surgido debido al color y al outfit que ha elegido para posar en todas esas instantáneas. El modelito se basa en un vestido de cuadros lila con unas gafas retro del mismo tono, conjuntado con un bolso de cocodrilo morado a juego con su pintalabios.

Con el primer post que la artista ha compartido, muchos de sus seguidores han empezado a preguntarle qué significaba todo el color morado: "Buscando en Google todos los significados del morado. ¿Qué quieres decirnos con esto Queen?" o "Creo que lo que nos quiere decir es que está embarazada y todo el morado es porque el bebé nacerá en Febrero que es el color de la piedra del zodiaco de ese mes".

Tras las suposiciones de los fans de Queen B, las otras dos últimas instantáneas han sido el bombazo para que sus seguidores empezaran a afirmar que sí está embarazada. Con una imagen donde sale luciendo su look entero han empezado a afirmar que se la ve más tripita de lo normal: "Está definitivamente embarazada, y puedes verlo en su cara y es sus tobillos ¡Un niño!" o "Llevaba días lanzando 'pistas' como una pulsera que solo se puso durante el embarazo de Blue Ivy".

Beyoncé y su marido Jay-Z tienen tres hijos: Blue Ivy de 7 años, y sus dos mellizos Rumi y Sir de 2 años, si son ciertos los rumores de embarazo la cantante estaría a la espera de su cuarto hijo, el número favorito de la pareja. Y es que tienen una larga historia con el número 4: ambos nacieron el día cuatro de distintos meses, se han tatuado el cuatro en sus dedos y se casaron el 4/04/2008. Pero no se queda ahí, el cuarto álbum de Beyoncé lo tituló '4' mientras que Jay-Z título 4:44 su penúltimo álbum. Por lo que se puede entender que los fans estén esperando al cuarto hijo de la pareja.