Aunque durante los últimos meses Sarah Hyland ha hablado abiertamente sobre sus problemas de salud, la famosa actriz de 'Modern Family' ha concedido una entrevista a la revista Self con la que ha dejado a muchos completamente estremecidos, y es que la intérprete ha confesado haber tenido que someterse a un nuevo trasplante de riñón.

La actriz sufre displasia y en 2012 se sometió a un trasplante de riñón que le donó su padre pero en 2016 comenzó a rechazarlo por lo que en 2017 volvió a someterse a un nuevo trasplante, en esta ocasión fue su hermano el donante.

Una época terrible que ahora ha querido compartir con todos a través de esta desgarradora entrevista. En el vídeo te dejamos sus desgarradoras declaraciones...