Uno de los últimos eventos en los que vimos a David y Victoria Beckham fue en la boda real de Meghan Markle y el príncipe Harry. Tras estas imágenes nada hacía presagiar que pocos días después el matrimonio tendría que hacer frente a fuertes rumores de crisis por parte de los medios ingleses.

El motivo de estas habladurías parece ser que era la distancia de la pareja, pues Victoria estaba en Londres y David en Estados Unidos. Junto varias instantáneas que habían pillado de la modista muy seria.

Finalmente han desmentido que existan ningún tipo de crisis entre ellos de dos maneras diferentes. Por un lado, han publicado un comunicado a través de su representante en el que califican a estas noticias como "ridículas y vergonzosas". Pero, además, Victoria ha querido dejarlo claro a través de una rotunda imagen.

Una fotografía que ha sido tomada en la pasarela London Fashion Week Men 2018, a la que han acudido los dos juntos, en la que salen los dos muy cómplices. Una imagen con la que ha pretendido callar a todo el mundo que cuestiona su relación.