Recordemos que este año Kim Kardashian fue fotografiada durante unas vacaciones con sus amigas en México luciendo un bikini mini que dejaba ver con claridad cómo era la figura real de la estrella de televisión.

Unas instantáneas que generaron mucha polémica, y es que fueron muchos los fans de Kim que se sintieron engañados, ¡y es que el cuerpo que lucía en las fotos nada tenía que ver con el que ella mostraba en su Instagram!

Pues bien, en un nuevo avance de su programa 'Keeping Up with the Kardashians', podemos ver cómo reaccionó Kim al ver que había sido cazada por los paparazzis durante sus vacaciones: "Oh Dios mío. ¿Cómo? No lo entiendo. ¡Realmente no me veo así! Tengo un ataque de ansiedad por la seguridad, estoy con las alertas al máximo y ahora los paparazzi nos descubren… Hago todo para intentar ser lo más privada y discreta posible y ahora me toman fotos". ¡Menudo drama!